¿Conoces el significado del martillo de Thor y su simbología?

¿Conoces el significado del martillo de Thor y su simbología?

El martillo de Thor o Mjöllnir su símbolo y significado

El Mjöllnir o martillo de Thor, es el arma de Thor, dios del rayo y el trueno de la mitología nórdica. Por lo general, es representado como un martillo, aunque originalmente era un hacha o garrote. Fue credo por los enanos o, según la Edda prosaica del siglo XIII de Snorri Sturluson, por el enano Sindri por una disputa con el dios Loki sobre quién podría haber creado el arma más maravillosa para los dioses. Según el mito el dios Loki había hecho una apuesta con el enano Brok argumentando que su hermano, el herrero Sindri, no era capaz de producir artefactos tan prodigiosos como los producidos por los Hijos de Ivaldi, otro linaje de enanos conocidos por forjar la lanza mágica Gungnir. -relatado en el Skáldskaparmál de Snorri Sturluson-
Así el mágico martillo de guerra Mjollnir fue dado a los Æsir por los enanos.

La Edda prosaica de Snorri describe también las cualidades del Mjöllnir al decir que, poseyéndolo, el dios Thor "habría sido capaz de atacar con tanta firmeza como quisiera, cualquiera que fuera su objetivo, y el martillo nunca habría fallado, y si se lanzaba contra algo, nunca lo habría fallado, y nunca habría volado tan lejos de su mano como para no poder volverse atrás"
Mjöllnir tenía un enorme potencial destructivo y estaba simbólicamente asociado con los rayos. Solo Thor y su hijo, Magni, pudieron levantarlo. Para manejar esta formidable arma, incluso un dios como Thor necesitaba guantes de hierro especiales forjados por enanos. Thor también poseía un cinturón mágico especial que duplicaba su poder divino (y por lo tanto también el de Mjöllnir) cuando lo llevaba puesto. El impacto de Mjöllnir causó poderosos estruendos y del nombre de esta deidad deriva la palabra "trueno" en muchos idiomas germánicos: en nórdico, "þórr" significa "trueno".

Con su martillo Thor se dedicó a su pasión favorita: matar gigantes. En Trymskvida, la aventura más ligera y entretenida de Thor, el gigante Thrym le roba secretamente Mjöllnir al dios y le pide a cambio a la hermosa Freyja.

La importancia de Mjöllnir, un arma a la vez letal y fructífera, es tal que los hijos de Thor, Móði y Magni, no podrán desprenderse de el. Así, a la muerte de su padre, que debe morir en el Ragnarǫk junto con su némesis, el Jörmundgander o Miðgarðsormr, los dos dioses heredarán el martillo mágico y lo dejarán al lado de Thor cuando resucite momentos después de su muerte. Para que Thor pueda seguir teniendo su mágico martillo Mjollnir.

Los poderes mágicos de Mjöllnir eran:

  • la habilidad de destrozar lo que sea que estuviera delante de él;
  • la capacidad de volver a las manos de quien la ha blandido, después de haberla lanzado (una característica, esta, que también se encuentra en otra arma mágica de la tradición indoeuropea: el Vajra);
  • la capacidad de encogerse hasta el punto de convertirse en la joya de un collar fácilmente transportable bajo la camisa;
  • la capacidad de resucitar a los muertos.
Como talismán, el martillo de Thor, inicialmente se consideraba un amuleto de guerrero: su defensa en la batalla. Posteriormente, comenzó a ser considerado el talismán de la sabiduría y la vitalidad necesarias para la comisión de cualquier acción significativa. El símbolo también lo usaban las mujeres que iban al bosque a buscar leña o setas y bayas. En este caso, Mjolnir fue una defensa contra todos los espíritus malignos. Además, la imagen del martillo de Thor también servia de protección a los miembros de la tribu ya fallecidos; de las brujas nocturnas, nigromantes y otros espíritus malignos que podrían perturbar su paz. Posteriormente, el alcance del uso del símbolo se amplió aún más y comenzó a usarse en varias ceremonias y ritos.
Por ejemplo, en presencia del signo del martillo de Thor se celebraron tratados, se hicieron juramentos, votos y promesas, y se promulgaron leyes. Este símbolo también estaba presente en bodas, funerales y otras ceremonias importantes en la vida vikinga. Esta tradición se ha conservado hasta hoy y los golpes de martillo en las sesiones de la corte o las subastas cumplen la misma función que para los antiguos escandinavos. Tal vez debido a esta tradición, Mjolnir, también se ha convertido en un símbolo de juicio justo. Por eso muchos abogados y jueces llevan una imagen colgante de Mjölnir para tener una defensa en su caso. Este símbolo también lo utilizan otras personas que participan en procedimientos judiciales y que desean que su caso sea tratado de manera imparcial y que se tome una decisión sobre un juicio justo. Además, se considera que el martillo de la Thor, como símbolo de la energía creativa y la encarnación del poder divino, destruye todos los obstáculos en el camino de su dueño.